X Encuentro Empresarial Iberoamericano: América Latina, motor de recuperación económica mundial

El X Encuentro Empresarial Iberoamericano fue clausurado el domingo, 7 de diciembre, en Veracruz, en un acto presidido por Su Majestad El Rey de España, Felipe VI; el Presidente de México, Enrique Peña Nieto, y la Secretaria General Iberoamericana, Rebeca Grynspan.

El X Encuentro Empresarial Iberoamericano fue clausurado el domingo, 7 de diciembre, en Veracruz, en un acto presidido por Su Majestad El Rey de España, Felipe VI; el Presidente de México, Enrique Peña Nieto, y la Secretaria General Iberoamericana, Rebeca Grynspan.

Estuvieron además acompañados por el Presidente del COMCE, Valentin Diez Morodo; Ana Patricia Botín, Presidenta del Banco Grupo Santander, y el Gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa. 

En su intervención, Rebeca Grynspan afirmó que “necesitamos una segunda generación de políticas públicas si queremos repetir el crecimiento con equidad que experimentamos en las dos décadas pasadas”.

Aunque se ha avanzado mucho, comentó, los esfuerzos aun son insuficientes para lograr el crecimiento que requiere América Latina. No obstante, subrayó, ante todo se debe apostar a la educación, es la clave para concretar el desarrollo de los países iberoamericanos.

“Por la capacitación y por nuestros recursos humanos. Como países de ingreso medio no tenemos otra alternativa más que entrar de manera decidida y con paso firme a la sociedad del conocimiento”, enfatizó.

También la iniciativa privada debe coadyuvar porque es ahí de donde surgirán los empleos de calidad que exige una sociedad más demandante, afirmó. 

Agregó que en el nuevo entorno internacional donde se ha agotado el hiperciclo en los precios de las materias primas y los alimentos, necesitamos productividad en todos los sectores productivos “y una explosión de innovación”, subrayó. 

Añadió que lo que se debe hacer para lograr esto es invertir más y mejor en ciencia y tecnología además de construir la estructura y logística que se requiere para competir en este mundo globalizado. 

La estrategia es, indicó, apuntalar a las pequeñas y medianas empresas “enganchar a las pequeñas y medianas empresas al cabo de desarrollo y de los encadenamientos productivos”.

Por su parte, el Rey Felipe VI dijo que la incertidumbre que en materia laboral y económica atraviesa ahora América Latina debe ser superada “con coraje y buenas decisiones” pues de lograrse, estos países serán motor de la recuperación económica mundial.

Afirmó que mientras en Europa apenas se están recuperando de la recesión económica que los aqueja desde 2009, Latinoamérica ha crecido de manera importante. 

Es por ello, que ante la comunidad empresarial de Latinoamérica, se deben reforzar los lazos de cooperación entre la comunidad europea y América Latina.

Los acuerdos que la Unión Europea y América Latina han negociado en los últimos años, serán instrumentos especialmente útiles para amplificar los intercambios comerciales y fomentar la inversión sostenida y sostenible en ambas direcciones.

Y es que se debe potencializar a las pequeñas y medianas empresas e invertir en su expansión y consolidación como focos generadores de empleos bien remunerados. 

Finalmente, subrayó que hay confianza en que los próximos años “podamos ver a las multilatinas expandiéndose más fuera de sus bases hacia Europa, Asia y África” .

Previo a la celebración del XXIV Cumbre Iberoamericana (8 y 9 de diciembre), el X Encuentro Empresarial Iberoamericano reunió los días 6 y 7 de diciembre a importantes líderes empresariales, organismos y autoridades de los países que integran la región.

Ver todos los temas