Rebeca Grynspan inaugura en Salamanca las jornadas “Desarrollo con equidad. Reducir la desigualdad en los países de Renta Media”

Organizadas por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), en colaboración con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), las sesiones de trabajo, que se desarrollan el 20 y 21 de marzo en la Universidad de Salamanca (USAL), se enmarcan en el deseo de definir la agenda del desarrollo Post2015 y así contribuir al debate general.

Organizadas por  la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), en colaboración con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), las sesiones de trabajo, que se desarrollan el 20 y  21 de marzo en la Universidad de Salamanca (USAL), se enmarcan en el deseo de definir la agenda del desarrollo Post2015 y así contribuir al debate general.

En la jornada inaugural participaron la nueva secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan; el secretario general de Cooperación para el Desarrollo de España, Gonzalo Robles; la directora general de Relaciones Institucionales y Acción Exterior de la Junta de Castilla y León, María de Diego; Macharia Kamau, integrante del Co chair Open Working Group; el vicerrector de Economía de la Universidad de Salamanca, Ricardo López; y la ex ministra de Sanidad del Gobierno de España, Leire Pajín, entre otros representantes.

La nueva responsable de la SEGIB destacó la importancia de saber “qué vamos a hacer con la agenda del desarrollo después del 2015 y cómo vamos a sustituir los objetivos del milenio con una agenda que pueda llegar a toda la gente”.

Consciente del apremio por eliminar “la pobreza extrema” Grynspan abogó por “tener un mundo que viva más armónico con la naturaleza y que cuide el planeta”.

La hasta ahora secretaria general adjunta de Naciones Unidas y administradora asociada del PNUD, y nueva secretaria general iberoamericana, la costarricense Rebeca Grynspan, auguró el jueves 20 de marzo “una gran labor” a la SEGIB, de la que el 1 de abril tomará posesión “si tenemos la voluntad de los gobiernos y de la gente con la que tenemos que hacer el trabajo”.

Hizo hincapié en que cree en “el espacio Iberoamericano” y se mostró convencida de poder “hacer una gran labor si tenemos la voluntad no sólo de los gobiernos, sino también de la gente con la que tenemos que hacer el trabajo”.

Transcurridos casi nueve años desde que echara a andar la Secretaria Iberoamericana Grynspan señaló que se ha construido “muchísimo” en el “campo cultural” de una manera “muy especial”, aunque también en los ámbitos social y económico.

“Tenemos relaciones empresariales en Iberoamérica y muy buenas bases para seguir adelante”, añadió.

Por su parte, el secretario general de Cooperación Internacional de España, Gonzalo Robles, dijo que lo llevado a cabo en materia de desarrollo desde el año 2000 “se ha hecho bien porque casi todos los indicadores han mejorado”.

Así, apuntó que “se ha reducido a la mitad la pobreza en el mundo, se han logrado rebajar problemas de malnutrición y se han extendido los tratamientos de VIH. El balance es bueno, pero no plenamente satisfactorio y para eso hay que seguir trabajando”.

Robles defendió la cooperación internacional, porque si no se ayuda al desarrollo de los países más empobrecidos éstos “estarán llamando a la puerta de los países ricos y España es la frontera sur de la Unión Europea”.

La secretaria general iberoamericana acudió, una vez inauguradas las jornadas, a la sede del Ayuntamiento de Salamanca, donde el alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, le ha hecho entrega del título honorífico de Huésped distinguido de la ciudad.

Ver todos los temas