Rebeca Grynspan hace un llamamiento para impulsar la productividad

El X Encuentro Empresarial Iberoamericano arrancó el sábado, 6 de diciembre, en el puerto mexicano de Veracruz con un llamamiento a impulsar la productividad de las empresas y el talento a través de “más y mejor educación” en un momento de desaceleración económica. El acto de apertura corrió a cargo de la Secretaria General Iberoamericana, […]

El X Encuentro Empresarial Iberoamericano arrancó el sábado, 6 de diciembre, en el puerto mexicano de Veracruz con un llamamiento a impulsar la productividad de las empresas y el talento a través de “más y mejor educación” en un momento de desaceleración económica.

El acto de apertura corrió a cargo de la Secretaria General Iberoamericana, Rebeca Grynspan; el Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación español, José Manuel García Margallo; el Gobernador Constitucional de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa; el Presidente del COMCE, Valentín Díez Morodo, y el Secretario de Economía mexicano, Ildefonso Guajardo.

Durante su intervención, Rebeca Grynspan, destacó la importancia de que la comunidad se empeñe “en una estrategia para el crecimiento y la prosperidad”. Con el “entorno económico actual, sin duda mucho menos favorable que hace una década”, el objetivo es que esa estrategia “lleve a nuestros países por un camino de más prosperidad, más equidad, más seguridad y sostenibilidad”, apuntó.

La península ibérica se está recuperando de una crisis, mientras que América Latina ha entrado en desaceleración, y si bien la región “tiene hoy mejores instrumentos” que en el pasado para enfrentarla, es necesario “seguir con prudencia las políticas macroeconómicas”.

Además de ellas, destacó la importancia de poner en marcha “políticas de desarrollo productivo que permitan el combate a la informalidad, la diversificación productiva y la integración de las empresas iberoamericanas en las cadenas globales de valor”.

Si bien las grandes compañías latinoamericanas se han internacionalizado en los últimos años, “necesitamos integrar a las pequeñas y medianas empresas (en ese proceso), que representan el 90 % del empleo de la región”, indicó Grynspan.

El objetivo es “crear los empleos de calidad como base del desarrollo incluyente”. También “necesitamos más talento, o sea, más y mejor educación y logística para que las empresas puedan cerrar la brecha de productividad que tenemos con los países en desarrollo”, agregó.

“Hemos hecho nuestra tarea macro muy bien, pero nos falta ir con mayor profundidad a la tarea microeconómica, necesitamos volver a pensar en la productividad de la empresa” y en incrementar las capacidades de los recursos humanos para poder dar ese salto, insistió.

Por ello, llamó a impulsar un debate entre el sector público y el privado sobre cómo hacer esas políticas de desarrollo productivo, lo que dijo, requiere “paciencia de los actores y confianza en los procesos”.

Durante el encuentro, que será clausurado el domingo 7 de diciembre por el Presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, y el Rey Felipe VI, los empresarios debatirán un amplio abanico de temas, entre ellos innovación, competitividad, capital humano y energías alternativas.

Ver todos los temas