Los Cancilleres Iberoamericanos cierran la agenda de la Cumbre en Nueva York

Los Cancilleres Iberoamericanos mantuvieron esta reunión el 26 de septiembre, aprovechando su coincidencia en Nueva York con motivo del inicio del 68 periodo de sesiones de la Asamblea General de la ONU.

Los Cancilleres Iberoamericanos mantuvieron esta reunión el 26 de septiembre, aprovechando su coincidencia en Nueva York con motivo del inicio del 68 periodo de sesiones de la Asamblea General de la ONU. 

El Canciller de Panamá, Fernando Núñez Fábrega, presidió el encuentro y abordó los asuntos que orientarán las actividades de la Cumbre, donde se debatirá el papel político, económico, social y cultural de la comunidad iberoamericana en el nuevo contexto mundial.
Núñez Fábrega expuso asimismo la urgencia de profundizar en la discusión sobre la necesidad de una mayor concertación política y cooperación, de cara a los desafíos que actualmente impone el entorno económico y social internacional.

El Canciller panameño explicó también que el Presidente de su país, Ricardo Martinelli, ha propuesto como tema de reflexión a los mandatarios iberoamericanos el reto de los movimientos sociales en los países iberoamericanos.

“Panamá será el escenario desde el cual encaminaremos el esfuerzo de todos para lograr una comunidad más dinámica y receptiva frente a las condiciones que ofrece el orden internacional actual”, destacó Núñez Fábrega.

También elogió el trabajo desarrollado por la comisión encabezada por el expresidente de Chile, Ricardo Lagos, que a lo largo de un año ha preparado un informe sobre el futuro de las cumbres iberoamericanas y que fue presentado en Panamá el pasado mes de julio.

El trabajo relativo a esas reformas fue expuesto por el Secretario General Iberoamericano, Enrique V. Iglesias y las recomendaciones finales serán plasmadas en la Resolución sobre Renovación de la Conferencia Iberoamericana, que será elevada a consideración de los mandatarios en Panamá. 

Dentro de las propuestas destaca la celebración de las cumbres a un ritmo bienal posterior a la que organice México en 2014, así como una mayor coordinación de la Conferencia Iberoamericana con foros regionales como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

Ver todos los temas