La Embajadora Iberoamericana de la Cultura, Nélida Piñón, dicta la Cátedra Enrique Iglesias del BID

La Embajadora Iberoamericana de la Cultura, Nélida Piñón, dictó, el pasado 5 de diciembre, en Washington, su discurso de aceptación de la Cátedra Enrique Iglesias del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). En él, la escritora, hija de emigrantes gallegos, ha destacado la “memoria sincrética” como la base de la identidad cultural latinoamericana.

La Embajadora Iberoamericana de la Cultura, Nélida Piñón, dictó, el pasado 5 de diciembre, en Washington, su discurso de aceptación de la Cátedra Enrique Iglesias del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). En él, la escritora, hija de emigrantes gallegos, ha destacado la “memoria sincrética” como la base de la identidad cultural latinoamericana. 

“La fusión étnica ocurrida en América, amalgama de razas, hizo florecer los signos de una cultura oriunda de las fundaciones míticas de los amerindios, de las utopías expansionistas europeas, de los embates ocurridos entre las expresiones autóctonas y extranjeras”, ha señalado la autora en una alocución en la que ha hecho un repaso histórico-literario para explicar la génesis cultural de un continente que ha bebido de las influencias autóctonas, el peso de la conquista, la afluencia de inmigrantes y las revoluciones e inestabilidad políticas recientes para rebelarse contra el “ideal utópico de Europa” y mantenerse incólume a los vaivenes políticos del hemisferio. 

“Las páginas de la historia iberoamericana facilitan una lectura oblicua de la cultura, atestiguan que, incluso durante los regímenes autoritarios y los modelos económicos irresponsables, contrarios a los intereses nacionales, hubo un continuo diálogo entre las comunidades y el arte”, ha recordado Piñón. 

Con esa intención de impulsar la cultura como un vehículo de desarrollo es con la que el BID constituyó, hace un año, la cátedra Enrique Iglesias, en honor al actual Secretario General Iberoamericano, que ocupó la presidencia del banco entre 1988 y 2005. El Comité de la Cátedra, integrado por el Presidente del BID, Luis Alberto Moreno, el Secretario General Iberoamericano, Enrique V. Iglesias, el Ministro de Cultura de Costa Rica, Manuel Obregón y la reconocida Curadora del Houston Museum of Fine Arts, Mari Carmen Ramírez, ha exaltado el papel de la Cátedra como un espacio para la reflexión sobre el papel de la cultura en el desarrollo regional.  

Piñón es la primera receptora de la cátedra. Para el BID, la brasileña es “un símbolo que representa el papel protagónico de la mujer latinoamericana en nuestra evolución cultural, que encarna la experiencia de miles de gestores culturales que han llevado el acceso a las letras, a la música, al cine a tantas comunidades marginadas y un emblema del trabajo colegiado de los escritores para poder proteger y difundir el potencial creador”, en palabras de Luis Alberto Moreno, además de ser un ejemplo de la “hermandad histórica con el Brasil y del aporte de ese país a la definición de nuestra identidad”.

Ver todos los temas