El Centro Iberoamericano de Arbitraje mediará en la resolución de conflictos en la región

El Ministro español de Justicia, Rafael Catalá Polo, y la Secretaria General Iberoamericana, Rebeca Grynspan, acompañados por el Presidente del Consejo General del Notariado, José Manuel García Collantes, participaron en la apertura del segundo día de las Jornadas sobre “Seguridad de las inversiones en Iberoamérica”, celebradas el 27 y 28 de octubre en la sede de la SEGIB en Madrid.

El Ministro español de Justicia, Rafael Catalá Polo, y la Secretaria General Iberoamericana, Rebeca Grynspan, acompañados por el Presidente del Consejo General del Notariado, José Manuel García Collantes, participaron en la apertura del segundo día de las Jornadas sobre “Seguridad de las inversiones en Iberoamérica”, celebradas el 27 y 28 de octubre en la sede de la SEGIB en Madrid.

Centro Iberoamericano de Arbitraje

En este marco, Rebeca Grynspan mencionó como primer interlocutor a la Conferencia de Ministros de Justicia de Iberoamérica (COMJIB), organismo internacional sectorial de referencia en estos temas para la Conferencia Iberoamericana y para la propia Cumbre, y con el que la SEGIB trabaja de forma muy estrecha en dos iniciativas importantes: el programa iberoamericano de acceso a la Justicia, y la creación del Centro Iberoamericano de Arbitraje, que entrará en funcionamiento previsiblemente el próximo mes de marzo de 2015. 

La Secretaria General Iberoamericana aseguró que se trata de un centro de arbitraje internacional específicamente iberoamericano para actores de cualquiera de estos países, aunque no se excluye a otros. En cuanto a sus competencias, se configura como un mecanismo para solucionar de forma ágil las controversias, especialmente de carácter comercial, ofreciendo una alternativa menos costosa para las pequeñas y medianas empresas, con difícil acceso al arbitraje, aunque es previsible que su campo de actuación se extienda en el futuro a los capitales de inversión.

Labor del Notariado

Por su parte, el Ministro español de Justicia  destacó la “impagable labor del Notariado detectando operaciones que han permitido mejorar exponencialmente la lucha contra el blanqueo de capitales, un buen ejemplo de cómo los notarios son necesarios para hacer efectivas políticas públicas”.

Asimismo, el titular de Justicia apuntó que “la seguridad jurídica que podemos ofrecer a todo inversor es una de las piedras angulares para una economía productiva y sostenible; sin ella, careceríamos de la confianza necesaria para llevar adelante cualquier proyecto de futuro. Es innegable que el papel de los notarios como servidores públicos es una parte importantísima del entramado de operadores jurídicos e instituciones que sostienen dicha seguridad jurídica. Como fedatarios públicos, reducen la incertidumbre en todas las operaciones e incrementan la seguridad que ofrece el Estado de Derecho”.

Invertir en Iberoamérica

Catalá también hizo referencia la importancia de las inversiones con Iberoamérica, e hizo hincapié en el aumento de su alcance durante los últimos años. Así, España se sitúa como segundo inversor en el continente, de forma que un tercio del total de capital exportado va a parar a estos países. Ese flujo, aseguró, es “bidireccional”: en 2013, el tráfico de inversión de Iberoamérica hacia España ascendió a 33.000 millones de euros, de los que 15.000 corresponden a operaciones y 18.000 a exportaciones.

Las jornadas ‘Seguridad de las Inversiones en Iberoamérica’, celebradas los días 27 y 28 de octubre en la sede de la SEGIB, fueron organizadas por el Consejo General del Notariado (CGN) con la colaboración de la SEGIB, el ICEX y la empresa Red Eléctrica Española. El encuentro ha servido para analizar y poner a examen el actual sistema de seguridad jurídica que los países iberoamericanos ofrecen a sus ciudadanos y empresas, con especial a las denominadas “multilatinas”. Además, los Notariados de América y España ha aportado su visión de cómo mejorar la seguridad jurídica y la circulación de los documentos públicos. 

Ver todos los temas