El Anuario Iberoamérica-Asia Pacífico 2012 se presenta en la SEGIB

El Anuario Iberoamérica-Asia Pacífico 2012, elaborado por el Observatorio Iberoamericano de Asia-Pacífico, se presentó el martes 12 de noviembre en la sede de la Secretaría General Iberoamericana, SEGIB. El Secretario General Iberoamericano, Enrique V. Iglesias, y el Director General de Casa Asia, Ramón María Moreno, fueron los encargados de dar a conocer este documento en el que se destaca el papel de España como puente entre Asia y América Latina.

El Anuario Iberoamérica-Asia Pacífico 2012, elaborado por el Observatorio Iberoamericano de Asia-Pacífico, se presentó el martes 12 de noviembre en la sede de la Secretaría General Iberoamericana, SEGIB. El Secretario General Iberoamericano, Enrique V. Iglesias, y el Director General de Casa Asia, Ramón María Moreno, fueron los encargados de dar a conocer este documento en el que se destaca el papel de España como puente entre Asia y América Latina.

Las relaciones entre Asia e Iberoamérica aumentaron en 2012, tanto en inversión y comercio como en el ámbito institucional, pese a la ralentización de la economía china, según las conclusiones de este anuario. 

Su autor, Jorge Fuentealba, resumió los principales puntos del estudio y resaltó la importancia de las relaciones sur-sur, ya que, según recordó, “por primera vez, en 2012 las economías en desarrollo recibieron más inversiones que las avanzadas”.

A pesar del contexto global adverso y del menor crecimiento de la economía china, el comercio entre las dos regiones fue un 8 % mayor en 2012 que el año anterior.
También aumentó la presencia de empresas asiáticas en Latinoamérica, en sectores como el energético (la segunda mayor adquisición transfronteriza en Latinoamérica fue la compra del 30 % de Petrogal Brasil por la china Sinopec por 4.800 millones de dólares) o infraestructuras (por ejemplo, la concesión a una empresa china para el Gran Canal de Nicaragua).

Fuentealba también destacó los cambios en el perfil de las relaciones con el gigante asiático, ya que el aumento de los costes laborales en China (en 2012 fueron por primera vez superiores a los de México) ha hecho que, entre otras, la inversión española haya pasado de interesarse por el mercado laboral chino a interesarse por el de consumo.

En cuanto al papel de España, Fuentealba afirmó que la gran presencia de empresas españolas en Latinoamérica puede ser un catalizador para las relaciones entre Asia y Latinoamérica, y puso el ejemplo de la asociación en este último continente entre productora china de teléfonos Huawei y Telefónica.

El autor del Anuario recordó que el interés de España en ser un vértice triangulador en la relación Latinoamérica-Asia Pacífico se manifestó el año pasado en la incorporación del país europeo a la Alianza del Pacífico como observador.

Ver todos los temas