Desigualdad en América Latina: ¿se acabaron los buenos tiempos?

La Secretaria General Iberoamericana intervino, junto con el Presidente Ricardo Lagos y la profesora Nora Lustig de Tulane University, en el prestigioso foro del Centro de Estudios para América Latina

La Secretaria General Iberoamericana intervino, junto con el Presidente Ricardo Lagos y la profesora Nora Lustig de Tulane University, en el prestigioso foro del Centro de Estudios para América Latina y el Caribe de la Universidad de Brown, para debatir junto a un grupo de líderes y economistas expertos, el reto de la desigualdad en la región.

Durante su intervención en el foro “Declining Inequality in Latin America: Are the Good Times Over?”, la Secretaria reconoció los avances de América Latina en estos años, destacando en primer lugar la democracia, dado que el gran impulso a la redistribución económica vino solamente después de instaurarse la democracia en la mayor parte de la región.

También se refirió al crecimiento económico que, junto a un sector público más proactivo, han sido una buena combinación que ha generado más y mejores oportunidades de empleo, a pesar de que dicho crecimiento no ha sido tan alto desde 2008.

Así mismo, hizo énfasis en la necesidad de ver las desigualdades también en los ámbitos de género, territorio y poblaciones minoritarias, y destacó que la mayor transferencia intergeneracional de pobreza se genera a través de la falta de calidad educativa para los pobres por lo que reducir desigualdad de ingresos requiere mejoras en la calidad de los servicios de salud y educación.

Por su parte, el Presidente Lagos manifestó “es fácil reducir la pobreza, pero es extremadamente difícil cambiar la distribución del ingreso” argumentando que no es suficiente aumentar el PBI per cápita, porque la distribución de los ingresos no viene sola. Así mismo, destacó la necesidad de hablar de distribución del ingreso no sólo en términos sociales sino también geográficos.

Igualmente, Nora Lustig enfatizó en la importancia de expandir el acceso a la educación como el factor más relevante a la hora de reducir la inequidad y comentó que, a pesar de ello, América Latina es la única región que ha tenido un descenso en desigualdad, lo que ha producido también un descenso en pobreza.

Ver todos los temas