Brasil ratifica la Convención Iberoamericana de Derechos de los Jóvenes

Brasil ratificó el 16 de octubre en Madrid la Convención Iberoamericana de Derechos de los Jóvenes (CIDJ), único tratado internacional que recoge específicamente derechos para este colectivo.

Brasil ratificó el 16 de octubre en Madrid la Convención Iberoamericana de Derechos de los Jóvenes (CIDJ), único tratado internacional que recoge específicamente derechos para este colectivo.

El Embajador brasileño en España, Paulo César de Oliveira Campos, firmó en la capital española el protocolo de adhesión a la Convención, que convirtió a Brasil en el decimoséptimo país que lo hace.

Al acto protocolario de rúbrica asistieron la Secretaria General Iberoamericana, Rebeca Grynspan, como testigo, y el Secretario General de la OIJ, Alejo Ramírez, en calidad de depositario de la CIDJ.

Ramírez explicó que este acto demuestra “la importancia que Iberoamérica le asigna a la protección de los derechos de las y los jóvenes”.

“Los dos países más grandes en términos demográficos de la región, Brasil y México, están activos en relación con la Convención. Brasil lo plasma con esta firma, mientras que México exhibe importantes avances en su Parlamento para que pueda ratificarse muy pronto”, agregó el Secretario General de la OIJ.

Por su parte, De Oliveira leyó un mensaje en nombre de Severine Macedo, secretaria nacional de Juventud de Brasil, quien resaltó que esta firma “simboliza un paso más en el compromiso del país para garantizar los derechos de los jóvenes”, después de haber logrado el Estatuto nacional de la Juventud.

La Convención Iberoamericana de Derechos de los Jóvenes nació a partir de una reunión de representantes iberoamericanos, celebrada en la ciudad española de Badajoz (oeste) en 2005, y entró en vigor tres años después.

Entre sus artículos incluye el principio de no discriminación, la igualdad de género o el derecho a la vida, a la salud, a la educación sexual y a un medioambiente saludable, entre otros.

Además de Brasil, dieciséis países la han suscrito hasta hoy: Bolivia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

De ellos solo siete (Bolivia, Costa Rica, Ecuador, España, Honduras, República Dominicana y Uruguay) lo han ratificado en sus Parlamentos, si bien México está muy cerca de hacerlo también.

Brasil deberá iniciar desde hoy el trámite para que esta Convención sea ratificada legalmente en su país.

Ver todos los temas