La Diplomacia de las Cumbres: Retos y Oportunidades de los Nuevos Regionalismos

El Seminario “La Diplomacia de las Cumbres: Retos y Oportunidades de los Nuevos Regionalismos”, organizado por la Secretaría General Iberoamericana con el apoyo de la Comisión Europea y el Servicio Europeo de Acción Exterior, se celebró el viernes, 22 de febrero, en el Edificio Berlaymont, sede de la Comisión Europea en Bruselas.
La inauguración de este foro de diálogo contó con la participación de Enrique V. Iglesias, Secretario General Iberoamericano;…

El Seminario “La Diplomacia de las Cumbres: Retos y Oportunidades de los Nuevos Regionalismos”, organizado por la Secretaría General Iberoamericana con el apoyo de la Comisión Europea y el Servicio Europeo de Acción Exterior, se celebró el viernes, 22 de febrero, en el Edificio Berlaymont, sede de la Comisión Europea en Bruselas.

La inauguración de este foro de diálogo contó con la participación de Enrique V. Iglesias, Secretario General Iberoamericano; Jolita Butkeviciene, Directora para América Latina y Caribe de EuropeAid, Comisión Europea; Pierre Vimont, Secretario General Ejecutivo del Servicio Europeo de Acción Exterior; José Ignacio Salafranca, Diputado del Parlamento Europeo y Co-Presidente de EUROLAT, y Benita Ferrero-Waldner, Presidenta de la Fundación EU-LAC y Ex Comisaria Europea.

El Secretario General Iberoamericano, Enrique V. Iglesias, presidió este encuentro internacional donde expresó que “las relaciones euro latinoamericanas están inmersas en el proceso de reconfiguración del escenario internacional global. América Latina no sólo es hoy más próspera, sino también más autónoma políticamente de lo que era hace algunas décadas. Muy significativa es también la consolidación de Brasil como potencia emergente en el escenario global”, indicó.

Iglesias también destacó que “América Latina continúa siendo una región con una rica diversidad en lo social, cultural, económico y político. Expresión de lo último es el creciente número de foros, alianzas e instancias subregionales de diversa índole. Para designar esta tendencia, se habla hoy de un “nuevo regionalismo” latinoamericano. América Latina está procurando nuevas formas de relacionarse entre sí y de relacionarse con el mundo. La reciente creación de la CELAC es, en este sentido, un paso relevante, auspicioso e histórico”.

Entre los asistentes estuvieron presentes destacadas personalidades de América Latina y Europa, Embajadores, Jefes de misión ante la UE latinoamericanos y del Caribe de los países: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Chile, Ecuador, República de El Salvador, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela;  y del Caribe, los países de la Guyana, Haití  y de los Estados del Caribe Oriental.

Asimismo, asistieron el Embajador representante permanente de España, la Embajadora representante permanente de Georgia y representantes de las Embajadas representantes permanentes de los Estados Miembros ante la UE en Bruselas.

También estuvieron presentes académicos expertos en temas de América Latina y Europa, representantes y jefes de las unidades de relaciones Externas y de las Américas del Servicio Europeo de Acción Exterior, de la Comisión Europea y Europarlamentarios de las Delegaciones para América Latina y el Caribe del Parlamento Europeo.

La reunión tuvo por objetivo brindar un espacio apropiado para un diálogo político informal sobre la evolución de las cumbres birregionales y subregionales en América Latina, haciendo al mismo tiempo un balance de su recorrido, y proponiendo nuevas perspectivas para las agendas de las cumbres Iberoamericana y CELAC-UE, examinando las posibilidades de generar sinergias entre ambas.

A lo largo del día se alternaron las intervenciones de Susanne Gratius (FRIDE) que expresó como moderadora del segundo panel que “Europa y América Latina comparten la condición de ser actores globales emergentes” y que “América Latina tiene una relación política privilegiada con Europa que se manifiesta en la coexistencia de dos sistemas paralelos de Cumbres: las Iberoamericanas y las Euro-Latinoamericanas-Caribeñas. Ambos sistemas plantean y discuten asuntos globales y muchas veces comparten las mismas visiones y llegan a conclusiones similares. Habría que aprovechar las sinergias existentes para fortalecer nuestro diálogo político sobre asuntos globales y consensuar posiciones comunes.”

Adolfo Garcé García y Santos (Universidad de la República de Uruguay) versó su ponencia acerca de la cuestión de la legitimidad de las cumbres. “Las cumbres presidenciales-afirmó-no solamente producen decisiones relevantes en diversas materias, sino que generan símbolos de alto impacto para los ciudadanos de los países cuyos líderes participan en ellas. Parece necesario, a la hora de imaginar el porvenir de las Cumbres, reflexionar más sistemáticamente sobre esta dimensión simbólica”.

Ricardo Cortés Lastra (Parlamento Europeo) hizo un repaso crítico de los problemas a los que se enfrentan en la actualidad las Cumbres, exponiendo la perspectiva del Parlamento Europeo en relación a América Latina, y analizando qué retos y oportunidades presenta el escenario futuro de las Cumbres.

Por su parte, Sandra Fuentes-Berain, embajadora y Jefa de la misión mexicana ante la UE en Bruselas, habló sobre los inicios y los objetivos de la Alianza del Pacífico y Adrián Bonilla (FLACSO) trató sobre cuáles son las posibilidades estratégicas de la CELAC en un entorno signado por la existencia de múltiples opciones multilaterales en América Latina, así como por la heterogeneidad de los modelos de desarrollo en la región.

Por último, las palabras de clausura estuvieron a cargo del Secretario General Iberoamericano, Enrique V. Iglesias, y el Director Ejecutivo para las Américas del Servicio Europeo de Acción Exterior, Roland Schäfer.

Ver todos los temas